Búsqueda personalizada

TRADUCTOR

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Los bebés gritan y lloran en su lengua materna

Los bebés lloran y gritan en su lengua materna, por lo que los sonidos que emiten se diferencian idiomáticamente por su melodía y ritmo, según indican la alemana Kathleen Wermke y colegas en un artículo publicado en la revista especializada "Current Biology", en su versión online.

Los recién nacidos internalizaron en el vientre materno el idioma de sus padres y por lo tanto también la entonación."Los bebés prefieren los patrones de las melodías que son típicos de sus respectivas lenguas maternas", dijo Wermke, directora del Centro de Desarrollo Prelinguístico y Trastornos de Desarrollo de la Clínica Universitaria de la ciudad alemana de Wurzburgo.

La especialista estudió con su equipo los gritos de 60 recién nacidos de Alemania y Francia, que tenían entre tres y cinco días de edad. Por medio de micrófonos se captaron los llantos de los niños y niñas, mientras que una computadora realizó luego espectros de frecuencias y perfiles de melodías, y detectó alturas tonales máximas.

Los expertos hallaron que la melodía de los gritos de los bebés alemanes comienza en general con un máximo y hacia el final la curva cae. En cambio, los bebés franceses emiten con frecuencia gritos en melodías ascendentes y acentúan más el final.

En Francia, los niños llaman a su "papá", mientras que los alemanes acentúan "pápa". "Las características melódicas de ambos idiomas se vuelven a encontrar en los gritos de los bebés", explicó Wermke.

Desde hace mucho tiempo que se sabe que los niños reconocen en el útero materno la voz de sus padres. Wermke quiere apoyar la teoría "que la adquisición del lenguaje en nuestros niños comienza con la melodía de los gritos". Los bebés están en condiciones de variar sus melodías de gritos en diferentes ritmos y de esta manera trasladar lo oído en el vientre materno. No son emisiones de sonido reflejas y monótonas, indicó la especialista. Es posible que sirvan para detectar temprano trastornos del lenguaje.

Fuente: nacion.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada