Búsqueda personalizada

TRADUCTOR

lunes, 27 de septiembre de 2010

Superbacterias

Las gaviotas propagarían superbacterias.

Científicos descubrieron que las gaviotas pueden ser portadoras de bacterias resistentes a los antibióticos y temen que estas aves estén propagando infecciones difíciles de tratar.






Los científicos analizaron muestras de excremento de gaviota.

Los investigadores de la Universidad de Tras-os-Montes y Alto Douro, en Portugal, analizaron 57 muestras de excremento de la gaviota del Caspio (Larus Cachinnans), y encontraron que una de cada 10 muestras albergaba una bacteria resistente a un antibiótico común llamado vancomicina.

La investigación, publicada en la revista Proteoeme Science (Ciencia del Proteoma) afirma que las aves probablemente recogieron la infección al alimentarse de desechos en basureros de humanos.

A menudo se ve a estas gaviotas de color blanco y gris volando en bandadas sobre basureros.

Contagio indirecto

En el estudio, los científicos recogieron y analizaron muestras de excremento en una isla frente a la costa portuguesa.

Tal como explica el doctor Gilberto Igrejas, quien dirigió la investigación, "utilizamos una nueva técnica llamada proteómica para detectar el máximo número de proteínas bacterianas que se cree están relacionadas de alguna forma -todavía desconocida- a la resistencia a antibióticos".

El equipo de científicos identificó varias cepas de enterococo en las muestras, algunas de las cuales son resistentes a la vancomicina.

Ya que éstas son aves silvestres y no son domésticas no debieron tener contacto directo con antibióticos, dicen los investigadores y creen que su exposición ocurrió de forma inadvertida por los humanos.


Las bacterias cada vez se vuelven más resistentes a los antibióticos.

Según los investigadores, las aves migratorias silvestres podrían estar propagando la resistencia a antibióticos de un lugar a otro y a otros animales y humanos con su excremento.

"Las aves migratorias que vuelan y viajan largas distancias pueden actuar como transportadores, o como reservorios, de bacteria resistente a antibióticos y consecuentemente podrían tener un papel epidemiológico importante en la diseminación de la resistencia" afirma el doctor Igrejas.

Por lo general, la bacteria resistente a antibiótico es inocua en las personas sanas, pero puede causar infecciones graves en las más débiles y vulnerables.

Existen otros antibióticos que pueden ser utilizados para tratar la infección.

Pero se teme que las gaviotas pasen esta resistencia y las bacterias puedan resistir a otros medicamentos, lo que eventualmente podría conducir a infecciones increíblemente difíciles de curar.

Un experto de la Agencia de Protección a la Salud del Reino Unido afirma que "el estudio revela que el medio ambiente ya se está contaminando con bacterias resistentes, lo cual es preocupante porque estas bacterias pueden ser "recicladas" en la cadena alimenticia".

"Sin embargo -agrega- no hay evidencia de que las gaviotas sean portadoras de la cepa de enterococo resistente que se ha visto en pacientes hospitalizados, la cual también se ha visto en países fuera de la distribución de esta especie de gaviota".

Fuente: BBC Ciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada