Búsqueda personalizada

TRADUCTOR

domingo, 20 de noviembre de 2011

Ayudar a la familia


POSIBLES INTERVENCIONES PARA AYUDAR A LA FAMILIA: 

• Evalúe los patrones de comunicación familiar antes de iniciar al manejo y durante el proceso. 
• Conozca el tipo de relación de cada miembro de la familia con el paciente. 
• Identifique familias en riesgo o disfuncionales: mala comunicación, ambiente de estrés, relaciones tirantes o violentas. 
• Establezca mecanismos que faciliten la comunicación y la confianza entre paciente, familia y equipo de trabajo. 
• Asesore o colabore a que sean asesorados ante posible ruina económica. 
• Establezca en que etapa del ciclo familiar pueda encontrarse la familia. 
• Reconozca áreas estresantes que no sean comúnmente comentadas al paciente. 
• De oportunidad en la expresión de sentimientos 
• Disminuya los sentimientos intra familiares de desesperanza, haciéndolos ser participes de las labores del cuidado diario. 
• De instrucciones sobre presentación y manejo de síntomas 
• Hábleles acerca de la incertidumbre, legitímese sus sentimientos. 
• Evalué la necesidad de más profesionales en el apoyo 
• Ofrezca continuidad en el apoyo, no importando el desenlace final. 
  
GUIAS PARA LOS FAMILIARES: 
LO QUE SE DEBE APRENDER EN FAMILIA 

1. Que los momentos finales son la última oportunidad para compartir cariño y afecto con el enfermo. 
2. A aceptar los progresivos síntomas del paciente. Se le debe permitir estar enfermo. 
3. A redistribuir las funciones y tareas que el paciente tenía. 
4. A cuidar del paciente, respondiendo por sus necesidades físicas y emocionales, proporcionándole todo el tiempo y compañía que requiera, bajo la premisa de la terapia de oídos, hombro y abrazo (Oídos para escucharte, hombros para ser tu apoyo y abrazo para manifestarte cuánto te amo). 
5. A repartirse las responsabilidades del cuidado del paciente y las tareas del funcionamiento familiar de manera equitativa. 
6. Aceptar que se puede llegar a necesitar de una persona ajena a la familia para el cuidado. 
7. Aceptar las relaciones del paciente con el equipo de cuidados. 
8. Aceptar que puede existir un interlocutor diferente a un miembro familiar. 
9. A mantener relaciones con el mundo externo. 
10. A que muchos "amigos" los abandonen debido a la ansiedad que les provoca la situación del dolor y muerte como los por los sentimientos de impotencia y frustración. 
11. Despedirse del paciente y darle el permiso de morir (no vibrar en el apego) 


ACTOS SIMPLES QUE PUEDES REALIZAR PARA ACOMPAÑARME: 

1. NO ME RECHAZES: sé el amigo... el ser amado que siempre has sido. 
2. TOCAME: un simple apretón de manos me hace saber que todavía te importo 
3. LLAMAME Y DIME QUE TRAES MI PLATO FAVORITO: si lo haces, tráelo en platos desechables para no preocuparme en devolverlos. 
4. CUIDA DE MIS NINOS: mientras tomo un corto tiempo para estar con mi pareja, mis niños también requieren unas pequeñas vacaciones de mi enfermedad. 
5. LLORA CONMIGO: cuando yo lo haga, y también ríe conmigo. La enfermedad aísla. Ayúdame a seguir en contacto con otros. 
6. INVITAME A SALIR A PASEAR: sin olvidar mis limitaciones. 
7. LLAMA Y PREGUNTA SI DESEO ALGO EN ESPECIAL: y si puedes, tráelo. 
8. ANTES DE VISITARME, LLAMA A ANUNCIARTE: habrá momentos en que no pueda o no quiera recibir visitas, pero no permitas que eso haga que temas venir a verme; necesito tu compañía, no quiero sentirme solo. 
9. AYUDAME A CELEBRAR DIAS ESPECIALES: (y la vida en si) Redecora mi cuarto en el hospital, hospicio o mi hogar, trae flores o algún detalle bello. 
10. AYUDA A MI FAMILIA: invítalos a salir. Yo estoy enfermo, pero ellos también sufren, ofrécete a venir y quedarte conmigo mientras los que me acompañan toman un descanso. 
11. SÉ CREATIVO: trae un libro de pensamientos, música especial, sigue tu corazón. 
12. HABLEMOS ACERCA DE LO QUE ME PASA: en ocasiones querré hablar de ello, no temas preguntar si lo deseo. 
13. ESCUCHA: cuando hablemos, quizá no necesite una opinión, tal vez solo necesite desahogarme, ten la paciencia necesaria para escucharme y la sabiduría para no juzgarme. 
14. NO SIENTAS QUE SIEMPRE DEBES "HABLAR DE ALGO": tu presencia es más valiosa. 
15. ¿PUEDES PROPORCIONAR TRANSPORTE PARA MI O MI FAMILIA? : puedo necesitar ir a un tratamiento, a una consulta, o mis familiares pueden requerir comprar algo. 
16. NO MIENTAS ACERCA COMO ME VEO: sé que poco a poco mi cuerpo se deteriora, no llegues a extremos diciendo lo bien que luzco cada día, o como estoy de "acabado". 
17. POR FAVOR, INCLUYEME EN LA TOMA DE DECISIONES: voy perdiendo tantas cosas, por lo que no me niegues la posibilidad de sentir que aun soy útil e independiente en algo, por pequeño que sea. 
18. HABLAME EN FUTURO: mañana, el otro mes, el otro año, la esperanza es básica para mí. 
19. ACUDE A MI LADO CON UNA ACTITUD POSITIVA: ser realista no significa dejar de buscar algo bello detrás de cualquier circunstancia, por dura que sea. 
20. ¿QUE PASA EN LAS NOTICIAS?: el hecho de estar enfermo no me separa de mi entorno, mientras lo solicite, cuéntame que pasa en el mundo, con mi equipo favorito; no temas darme "malas noticias", ya recibí la más grande. 
21. ¿PUEDES (Y QUIERES) AYUDAR CON LA LIMPIEZA?: mientras estoy enfermo mi familia y yo aun ensuciamos platos, la ropa y la casa. 
22. RIEGA MIS PLANTAS 
23. SIMPLEMENTE MANDAME UNA POSTAL: si mi proceso es muy duro para ti y no te atreves a venir, busca la manera de hacerme saber que te importo. 
24. REZA POR MÍ: y comparte tus actos de fe conmigo. 
25. CUENTAME COMO TÉ GUSTARIA AYUDARME: y si estoy de acuerdo, HAZLO. 
26. INVESTIGA Y CUENTAME DE GRUPOS DE APOYO 
27. NO ESPERES A QUE MUERA para expresarme tu cariño o tu inconformidad con algún evento pasado, tus palabras también son actos de amor. 
28. DAME PERMISO DE MORIR: el verdadero amor no amarra, muero de mi enfermedad, no de mi amor hacia ti. 
29. CUANDO MUERA, acompaña a mi familia, ofréceles un abrazo y hazles saber cuanto los amo. 
30. AMATE y así me amaras incondicionalmente. 

CÓMO SE PUEDE AYUDAR A LA FAMILIA EN LA TOMA DE DECISIONES: 

1. Tenga en cuenta que la enfermedad que le han diagnosticado puede hacer más unir a su familia. 
2. Sea precavido en la toma de decisiones, no espere a que cosas graves ocurran para que la familia se haga cargo, por ejemplo. Hay que vender la casa, hay que detener un ventilador artificial; permita que vayan tomando decisiones en las pequeñas cosas y así se irán entrenando para enfrentar las más complejas. 
3. Si es del caso nombre a una persona con la autoridad suficiente y que genere confianza para que sea ella quien tome decisiones finales en caso de crisis, y permita que ese interlocutor poco a poco asuma funciones que normalmente usted realizaba dentro del ciclo familiar. 
4. Si por algún motivo expresan que no son capaces de asumir su papel mientras usted está vivo, sígalo ejerciéndolo mientras usted pueda hacerlo, de lo contrario, sea amorosamente fuerte para delegar funciones. 
5. Hágales entender, si usted lo hace , que se pueden pasar momentos de desacuerdo, de tensión e incluso de enfrentamientos serios entre familiares; esto dentro de un ciclo de fases que es necesario atravesar para aceptar nuestra impermanencia en el cuerpo físico. 
6. Siempre recuerde que su proceso de ir muriéndose les hace recordar a sus familiares y amigos que ellos también morirán y muchos, reaccionan con miedo ante este hecho, todo dentro del marco del apego, ya sea hacia usted o a la vida en sí. Expresarse libremente disminuirá las cargas y hará que quien lo acompañe lo haga de corazón y no por obligación. 
  
CONSEJOS PARA EVITAR EL DESGASTE EN LOS CUIDADORES (ACOMPAÑANTES): 

1. Contrate a una persona para que desempeñe sus funciones habituales o permítase ser reemplazado para eventos ocasionales (caminar, ir a cine, etc.,) 
2. Permita que otros (familiares o amigos) compartan responsabilidades del cuidado (no asuma toda la carga). 
3. Tenga en cuenta siempre la posibilidad del ingreso a hospicios, casas de cuidado u hospitales, para tomarse un descanso de una a dos semanas. 
4. Cambie sus propias expectativas, por ejemplo, acepte que lo referente a la casa o al trabajo debe correr por cuenta de otro(s), para así poder dedicarse plenamente al cuidado del ser querido. 
5. Rece, o medite. 
6. Acepte que en solo en determinadas ocasiones, los hospicios o los hospitales son mejor opción que la casa. 

QUE DEBE HACER LA FAMILIA Y AMIGOS CUANDO LA MUERTE SE ACERCA. 

1.   No existe una fórmula mágica sobre el "qué hacer", todo dependerá de la historia familiar. La muerte no cambiará emociones, afectos o actos previos si en vida no se trabajó para ello; por lo que en todos aquellos momentos en los cuales el ser querido le permita acercarse y expresar sus emociones, aprovéchelos, son una oportunidad única para establecer un lazo de amor sin apegos que permitirán que tanto quien muere como quien acompaña tengan la sensación interna de que pueden despedirse y aceptar el dejarse de sentir físicamente sin remordimientos. 

2.   Quien está en proceso de morir escoge al que lo acompaña en el momento de cese de sus funciones corporales, algunos lo hacen muy rodeados, otros incluso solos. No se desgaste pensando que el pago a sus cuidados debe ser presenciar el instante mismo de la muerte, simplemente esté al lado, y cuando lo haga, entregue todo su amor. Simplemente siga su corazón, si quiere elevar una plegaria, colocar música, callar, no se cohíba. ACTUE. 

3.   No se desgaste tomando decisiones médicas en este punto, hable con su médico o el coordinador del grupo de apoyo desde antes de este momento para prever las situaciones por venir y enfóquese en acompañar. 

4.   Si lo desea, no tema en pedir apoyo espiritual, no importando su credo, pero no imponga sus creencias a quien muere si en vida no las compartieron, permita que sea quien parte el que elija su espiritualidad. 

5.   Este es el momento más apropiado para, de corazón despedirse sin dejar heridas entre ambos, dé amor sin esperar nada a cambio, más que la sensación interna de crecimiento 

CÓMO RECONOCER QUE LAS COSAS ESTAN FUERA DE CONTROL 
(Y PEDIR AYUDA URGENTE) 

1. Notar que el paciente esta sufriendo 
2. Sentirse cada día más exhausto, depresivo, intolerante o rabioso, no dormir ni comer bien. 
3. Sentir que no hay otra persona a la que acudir en caso de requerir ayuda. 
  
QUÉ HACER SEGÚN LAS ETAPAS DEL DUELO: 

·    “Impacto y Perplejidad o Shock”. Esta etapa se inicia cuando nos enfrentamos a la noticia de la muerte. Puede prolongarse desde minutos, días y hasta seis meses.     Se intenta defender del impacto de la noticia. El DEUDO se enfrenta a una realidad que no logra comprender y que capta toda su atención, por lo que el consuelo no será bien recibido. Es Él mismo quien debe verificar y confrontar la realidad. Tampoco hay que sobreprotegerlo y no forzarlo a realizar actividades que no quiere, ni tampoco hay que dejarlo en un reposo absoluto por un tiempo prolongado. Por otro lado, experimenta sentimientos de pena y dolor, incredulidad y confusión. 




QUÉ HACER SEGÚN LAS ETAPAS DEL DUELO. 

•   “Rabia y Culpa”; hay una angustia intensa, acompañado de un desorden emocional. La muerte ya ha sido aceptada como un hecho real. El deudo comienza un proceso de búsqueda de quien ya no está y empieza a expresar los sentimientos por éste. Facilitar la expresión de sentimientos. 

·     “Desorganización del Mundo, Desesperación y Retraimiento”. Esta etapa puede durar hasta dos años. Se intensifica la pena y llanto. Surgen los sentimientos de culpabilidad, resentimientos, soledad, añoranza y auto reproche. El DEUDO siente rabia lo cual lo mantiene resentido y le impide su readaptación a la nueva realidad y tienen comportamientos o conductas no meditadas. Sueña con el fallecido, se retira socialmente, suspiros constantes, hiperactividad y frecuenta los mismos lugares del fallecido. 
·     
•   Presenta sensaciones físicas, como el estómago vació, tirantes en tórax o garganta, hipersensibilidad a los ruidos, vivencias de despersonalización, sensación de ahogo y boca seca. También pensamientos de preocupación, presencia del fallecido, alucinaciones visuales y auditivas. ESTAR ATENTO ASUS NECESIDADES FÍSICAS, PSICOLÓGICAS Y ESPIRITUALES. 

·     “Reestructuración del mundo, Reorganización y Sanación”. La reestructuración puede durar hasta dos años. El DEUDO toma conciencia de la pérdida, acepta el vacío y lo incorpora como una ausencia presente. Reaparece la paz y el sentido de vivir, y se atenúan las emociones y sentimientos. Vuelve a sentir la calidez de quienes lo rodean. Comienza atener una visión más realista del ser perdido. GUIARLO SUAVEMENTE 


HACIA UNA RE-INTEGRACIÓN DE LA VIDA COTIDIANA. Y ESTAR ATENTO A UNA POSIBLE COMPLICACIÓN DEL DUELO. 
BOWLBY. 

•   Siguiendo la explicación que da Bowlby (1980) a porqué funciona la terapia del duelo, concluimos 3 objetivos de esta: 
•   1- Facilitar la expresión de sentimientos inhibidos hacia el difunto. 
•   2- Facilitar la expresión de las circunstancias que condujeron a la pérdida y el relato de las relaciones con el difunto. 
•   3- Lograr a partir de los dos puntos anteriores la activación cognitiva de procesamiento de informaciones previamente excluidas. 


FACTORES QUE FACILITAN O DIFICULTAN EL DUELO: 

•   Todo este proceso de pérdida y duelo trae aparejado una serie de situaciones emocionales, que  pueden agruparse en dos categorías: 
•   Factores que se expresan en el mundo privado de cada individuo: 
•   Sensación de fracaso por reconocerse incapaz de haber logrado mantener un matrimonio exitoso. 
•   Sentimientos culpígenos por no haber dado acertada respuesta al mandato familiar o social, auto-reproches por el daño que se causa a otros -en especial, a los hijos. 
•   Resentimiento por sentirse abandonada o enojo con el cónyuge por considerarlo responsable de la situación. 
•   Factores que resultan del entorno. 
•   Modificaciones y adaptaciones que se operan en el estilo de vida 
•   Hábitos y costumbres, en las relaciones con el grupo familiar y las amistades 
•   Cambios de hábitat 
•   Cambios en el aspecto económico. 
•   Circunstancias que complican la evolución del duelo I: 
•   Estructura previa de la personalidad 
•   Experiencias de duelo en la infancia 
•   Abusos, amenazas en la infancia 
•   Muerte súbita, impredecible 
•   Desavenencias previas 
•   Evitativo. 
•   Apego excesivo de tipo ansioso generador de dependencia 
•   Ambivalencia afectiva 
•   Pautas afectivas encaminadas a encorsetar la emociones 

Circunstancias que complican la evolución 

•   Parentesco con el fallecido 
•   Edad del fallecido y del doliente 
•   Situación psicosocial y económica 
•   Carencia de apoyo 
•   Vulnerabilidad al estrés 
•   Déficit de conductas de afrontamiento 
•   Coexistan varias perdidas 
•   Identificación masiva con el fallecido: sentir su presencia en mismo, desear ferviente   el reencuentro en el mas allá, actúa como el fallecido 
•   ¿ha permanecido el deudo largo tiempo a intensos cuidados del desaparecido? 
•   ¿el tipo de muerte  ha producido mutilación? 
•   ¿cómo ha recibido la información de la perdida? 
•   ¿ha podido el doliente despedirse? 
•   ¿cómo era la relación previa entre ambos? 
•   ¿has sido localizado el cadáver? 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada