Búsqueda personalizada

TRADUCTOR

jueves, 9 de septiembre de 2010

La ciencia de Stephen Hawking

Bill Gates patenta la ciencia de Stephen Hawking.
Por: Raúl Crespo

El científico británico Stephen Hawking, en 1988 publico “una breve historia del tiempo” best sellers de literatura científica, daba a entender que, “no existía incompatibilidad entre la noción de Dios, en tanto que creador y una comprensión científica del universo”.

Hawking, elaboro su teoría a partir de 1992 de un planeta que giraba alrededor de una estrella que no es el sol, eso hace que la coincidencia de nuestras condiciones planetarias, el sol y la afortunada combinación de distancia (de la tierra con el sol) y la masa solar, sea menos excepcional y menos convincente como prueba de que la tierra fue cuidadosamente diseñada para sostener a los seres humanos”.

Hoy Hawking, dice:”Los desarrollos de la física moderna excluyen a Dios de la teoría sobre los orígenes del universo”. En su libro “el gran diseño” coescrito con el físico estadounidense Leonard Mlodinow, que saldrá a la venta el 9 de septiembre, agrega, “el big bang fue una consecuencia inevitable de las leyes de la física”.

“Dado que existe una ley como la de la gravedad, el universo puede crearse y se crea a partir de la nada, la creación espontanea es la razón por la que hay algo en lugar de nada, de por que existe el universo y de por que existimos nosotros” escribe Hawking.

El científico británico desde los 20 años padece de una enfermedad degenerativa (distrofia muscular) se comunica a través de un ordenador y se moviliza en una silla de ruedas, el año pasado dejo las matemáticas en la universidad de Cambridge, que dictaba desde 1979, sin embargo es una autoridad de la ciencia mundial, incluso participo en las series Star Trek, The Simpson y futurama.

Todavía para los científicos hay cosas que no nos pueden explicar, como el color negro del universo, si este se expande o frena, o por que la velocidad de la luz viaja a una misma velocidad, o la creación de las galaxias y el comportamiento de las materias, la ciencia este o no al revés de las impresiones espontaneas respecto a Dios, se vuelve la verdad y es esta la que históricamente se enseña como verdad.

Científicos como Aristóteles, Newton, Albert Einstein, creyeron en un Dios o Dioses, Einstein, decía que “Dios no juega a los dados” en una carta enviada a su amigo Niels Bohr, Einstein siempre dudaba del comportamiento de la materia que postulaba la física cuántica, “no había nada errático o aleatorio, simplemente no conocíamos las variables ocultas” decía, luego agregaba, “A través del universo comprensible se manifiesta una inteligencia superior e infinita”.

Einstein, creía que tras la creación había un gran diseño, Charles Darwin, con la ley de la evolución y ahora Stephen Hawking, van por ese camino. La ciencia ha compensado sus errores con otro error, pero, siempre la hace retomar la verdad gracias a la fuerza del capital que los auspician, en estos momentos un capitalista empedernido Bill Gates, fundador de Microsoft solicito la patente de un sistema ideado por el y un grupo de científicos para frenar la fuerza de los huracanes.

Gates, dice:”enfriando las aguas superficiales de los mares los huracanes pierden su fuerza destructiva”. Para que esta propuesta funcione se requiere una flota de barcazas que bombeen agua fría desde el fondo del mar a la superficie, de ese modo se crea un muro liquido frio que reduce el poder del huracán antes que toque tierra”.

Consultores del tiempo climático dicen que los impactos del huracán se pueden extender a otras zonas, afectando nuevas aéreas y reduciéndolas donde los huracanes eran frecuentes por el sistema de circulación atmosférica, se reducirían en los Estados estadounidenses afectando a Centro y Sur América, igual que al Caribe.

No es la primera vez que los científicos diseñan sistemas para reducir el impacto de los huracanes, a finales de los 60 la marina estadounidense desarrollo un proyecto llamado “furia de tormenta” para frenarlos antes de que tocaran tierra norteamericana.

La revista Science, impulso la idea de colocar yoduro de plata en las paredes del ojo del huracán para aumentar la lluvia y que esta reste la fuerza del viento.

El investigador Ross Hofman, se le ocurrió desviar los huracanes por medio de simulaciones virtuales, lo logro al aumentar en 2 grados la temperatura de las corrientes ascendentes en el centro del huracán, el problema es que todavía no hay tecnología que logre ese efecto.

Lo cierto es, que con Dios o sin él, los más ricos del mundo a futuro esperan enriquecerse con la posible solución de los cambios climáticos, manipulándolos con la ayuda de la ciencia.


Fuente: http://www.aporrea.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada