Búsqueda personalizada

TRADUCTOR

domingo, 19 de septiembre de 2010

Vino anticancerígeno

Por: Francis Cruz

Para Elena Quispe, gerente de la firma Inka Sol, un vino no necesariamente debe estar hecho con uvas: “en el diccionario universal dice vino: fermentación de uvas y de otros”, y es por eso que esta innovadora firma peruana lleva unos 5 años produciendo vinos en base de productos tan nativos como la mashua negra, el yacón o incluso la alcachofa.

Estos vinos, comenta orgullosa su creadora, tienen propiedades para eliminar el colesterol, poseen triglicéridos, pero también –según los últimos estudios que se han realizado- eliminan el ‘helicobacter pylori’ que es la bacteria que origina la gastritis.

Asimismo, poseen un vino mixto en base a frutas y hierbas andinas tanto de selva como de sierra, llamado Vino Light o ‘Quemagrasas’, “todos los vinos tienen propiedades para ayudar a que las neuronas se regulen y refuercen el cerebro”, continuó Quispe, “y trabajamos los sabores con un sumiller profesional”.

Pero lo más importante, indicó la gerente de Inka Sol, es que todos estos vinos andinos, además de ayudar a combatir el colesterol, ayudan a prevenir el cáncer.

Apostando por la diferencia.

“Hice estos vinos alternativos para buscar otras formas de producir, pero hemos tenido problemas con el nombre, llevo escuchando desde el comienzo que solamente podemos llamar vino al que está destilado con uva”, se lamenta Quispe.

Su pequeña empresa, que no distribuye en grandes supermercados ni se ha planteado de momento incursionar en mercados extranjeros, explora las propiedades de productos como la mashua negra en laboratorios, para lo que cuentan con el apoyo del Ingeniero Mario Arbisú, del Centro Internacional de la Papa (CIP).

También, entre los alambiques de esta alquimia nativa, Inka Sol ha desarrollado un licor llamado ‘Volcán’, que como nos indica su creadora, es la fusión de un macerado entre frutas de la selva y hierbas andinas para aliviar el asma.

“Quise innovar y salir fuera de lo común, utilizar nuestras frutas y raíces peruanas en estos licores”, resaltó.

La increíble y cierta historia del vino de coca de Mariani.

La empresa de Quispe solamente usa uva quebranta y uvina en la destilación de un vino: el ‘Vincoca’, que –como su propio nombre indica- es una destilación con hoja de coca.

Hay una historia muy buena, narra la gerente, en la Francia del Siglo XIX existió un hombre llamado Angelo Mariani, que quedó fascinado con las propiedades de nuestra coca. Entonces mandó en barco una carga y comenzó a macerarlas; el resultado fue el sorprendente vino de coca de Mariani que consumieron poetas, escritores, políticos y personalidades gracias a sus propiedades tonificantes y curativas.

El Papa León XIII, que estaba desahuciado, oyó hablar de esta bebida maravillosa y mandó llamar a este moderno Merlín. Milagrosamente sanó, y quedó tan fascinado con el vino de coca, que en agradecimiento le autorizó a usar su foto en las etiquetas del licor.

Mi idea, continúa Quispe, es que los peruanos reduzcan un poco el consumo de vino industrial y se inclinen por este tipo de vinos, más caseros y elaborados en base a tubérculos y frutas.

Para ello su empresa está luchando duramente (ayudada por el MINAG a través de AgroRural) en mostrarse en cuanta feria gastronómica u orgánica se está realizando.

De momento, el próximo domingo estarán promocionando sus vinos andinos en el V Encuentro Agroecológico Latinoamericano y del Caribe que se celebrará en la Universidad Agraria La Molina (UNALM) y pronto acudirán a un encuentro de chefs entre Bolivia y Argentina.

“Cada vez hay más acogida para nuestros productos aunque a un nivel mínimo aún, buscamos refuerzos para tener más fuerza y producir a mayor escala, también es necesaria la promoción”, destacó Quispe, que entre frutas y raíces andinas sigue preparando su alquimia de vinos asombrosos y medicinales.

Dato: La mashua negra posee una mayor cantidad de antocianina y antioxidante que la uva.

Fuente: Correo Yahoo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada