Búsqueda personalizada

TRADUCTOR

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Componente emocional

En la práctica deportiva existe lo que damos a llamar EL NIVEL DE EXCITACIÓN EMOCIONAL; dicho nivel puede ser alto, mediano, bajo. La variedad de emociones no tiene límites, sin embargo las podemos agrupar en dos, valga la redundancia, grandes grupos.

A un grupo pertenecen las emociones positivas, las que nos que ayudan en la vida: alegría.

En el otro grupo estarían las negativas, las que siempre nos molestan: miedo.

Ambos grupos con su variedad de matices.

Se sabe que el miedo, generalmente, impide obtener buenos resultados en las competiciones, aunque hay un caso curioso que presentaré aquí, cuando la emoción negativa hizo una buena labor. Este es el caso del nadador australiano Steev Holand, de 17 años, quién marco dos récords mundiales; en la distancia de 800 m y de 1500 m, a quién le gustaba nadar agitado.

Según sus dichos, desarrolla la  "velocidad de miedo", como gustaba denominar a su método de nado con el cual logró sus méritos mundiales. La anécdota tiene su valor, además, por lo que el mismo Steev relataba acerca de lograba imaginar a un tiburón gigante persiguiéndolo.

Esta preparación mental antes de la competición parece ridícula pero funciona.

Bien volvamos al nivel de excitación emocional; bajo este término se comprende un grado de agitación en el cual se encuentra la persona. Si esta agitación es grande, podemos hablar de un alto nivel de excitación emocional. Cuando se llega a la calma, decimos que el nivel de excitación emocional a bajado.

No es difícil comprender que el nivel de excitación emocional permite orientarse  en la fuerza de preocupaciones del deportista.

Debemos tener presente, que la actitud deportiva puede ser eficaz, si transcurre sobre el fondo de nivel de excitación emocional óptimo para la actividad dada. Esta condición significante muchas veces es olvidada.

Son pocos los deportistas aun , sobre todo en el deporte amateur, que concientemente provocan en sí un nivel de excitación emocional óptimo para un entrenamiento o competición venidera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada