Búsqueda personalizada

TRADUCTOR

lunes, 21 de junio de 2010

Maria Montessori y la teoría biológico-cognitiva

LA TEORÍA BIOLÓGICO-COGNITIVA DE MARÍA MONTESSORI.

Tal vez habría que agradecer a las posiciones machistas imperantes en la sociedad italiana de principios de siglo por no haber permitido que María Montessori (1865-1952), la primera mujer graduada como médico en la Universidad de Roma, pudiese ejercer su profesión en un hospital. Ante esa actitud sexista, la doctora Montessori se dedicó a trabajar con niños deficientes mentales, preocupándose de desarrollar métodos que permitieran aumentar la capacidad de respuesta de esos niños.
Para Montessori, la situación escolar debe permitir las manifestaciones libres y naturales de la conducta infantil. Enfoca al niño como una totalidad, y por lo tanto considera que el objetivo de la educación es doble: biológico y social. Desde el punto de vista biológico, la educación debe contribuir al desarrollo natural del individuo; desde el punto de vista social, debe prepararlo para el ambiente.
La doctora Montessori creía firmemente en la existencia de períodos "sensibles" para el desarrollo de las diferentes capacidades cognitivas y consideraba que la interferencia de los adultos en las tendencias naturales del niño a aprender cosas apropiadas para cada etapa en particular, podía causar deficiencias duraderas en el aprendizaje. Por otra parte, Montessori postulaba que los métodos de enseñanza aplicables a los adultos no son apropiados para los niños, cuyos sistemas nerviosos están aún inmaduros. Montessori describe varios de esos períodos sensibles, como por ejemplo el que va desde aproximadamente los 18 meses hasta los cinco años de vida, en el cual "... la capacidad del niño para las palabras es tan grande que puede aprender dos o tres idiomas al mismo tiempo sin esfuerzo especial alguno. Jamás volverá a tener esa capacidad para aprender tan fácil y perfectamente la pronunciación de un lenguaje..." (Montessori, 1912). Montessori ubica entre los cinco y los seis años la etapa sensible para el aprendizaje de palabras escritas, etapa que es seguida por el período sensible para el aprendizaje de la gramática.
Uno de los principios fundamentales planteados por la doctora Montessori es que la libertad implica actividad y que la libertad posibilita obtener disciplina. Por ello sus recintos educativos incluyen siempre espacios al aire libre donde los niños pueden jugar o trabajar en la actividad que deseen. El docente de las escuelas Montessori juega un papel pasivo, sin coartar la libertad del niño de elegir sus propias actividades de aprendizaje.

Por lo tanto, los materiales de aprendizaje usados en las escuelas Montessori son de tipo "autoeducativo", es decir que será el mismo niño quien podrá advertir si comete un error, sin necesidad de que intervenga el maestro. El único momento en que el docente puede intervenir es cuando el niño utiliza los materiales didácticos de una forma que no permita aprovechar su efecto autoeducativo.
Por otra parte, los materiales didácticos actúan también como reforzadores del aprendizaje. Los materiales didácticos persiguen el objetivo de hacer ejercitar los sentidos del niño en una secuencia graduada; por ello, la teoría de Montessori es llamada "teoría sensoriomotriz", dada la finalidad de entrenar las aptitudes sensoriales como requisito previo para el aprendizaje.
Los materiales didácticos a utilizarse en la enseñanza, según el método Montessori, deben cumplir, por lo tanto, con las siguientes condiciones:

Deben ser autoeducativos
Deben ser intrínsecamente reforzadores, es decir, no entregan recompensas externas sino que el propio hecho de ser elegidos espontáneamente por los niños significa que proporcionan refuerzo positivo
Deben atraer espontáneamente la atención del niño
Deben ejercitar los sentidos
Deben formar una secuencia graduada
Cada material didáctico debe entrenar una modalidad sensorial específica
Deben crear un "ambiente preparado", el cual debe ayudar al niño a adquirir un sentimiento de sí mismo, así como el dominio de sí mismo y del ambiente
Deben presentarse ordenadamente al niño, es decir, deben encontrarse siempre en el mismo lugar en la escuela; el amontonamiento distrae la atención e impide elaborar un orden interno de cogniciones coherentes

De todas las teorías examinadas en el presente capítulo, la de la doctora Montessori es la más orientada hacia lo biológico; sin embargo, ella no creía que la inteligencia fuera determinada genéticamente. Curiosamente, a pesar de tener un enfoque orientado hacia lo cognitivo, Montessori considera que la repetición juega un papel importante y necesario para que el aprendizaje del niño avance normalmente. Ello no quiere deir que postule un aprendizaje de "memorización", sino que cree que la repetición permite la maduración de aptitudes cognitivas en desarrollo y ayuda al niño a polarizar su atención y concentrarse en la tarea a aprender.


RESUMEN
La mayor parte de los teóricos cognitivistas representaron una fuerte oposición al enfoque conexionista. Sin embargo, Tolman fue capaz de combinar una visión de tipo conexionista acerca del "cómo" del aprendizaje, con una concepción cognitivista del "qué" del aprendizaje. Su teoría se caracteriza por suponer que las unidades del aprendizaje son "mapas cognitivos", desechando la postura conexionista de los hábitos. Para Tolman, la conducta es intencional, cognitiva y molar.
La psicología de la Gestalt se inicia - al igual que el conductismo - como una reacción frente al introspeccionismo de Wundt. La diferencia con el conductismo es sin embargo fundamental: la forma más importante del aprendizaje de los organismos superiores es a través de una intuición y no a través del encadenamiento de estímulos y respuestas. Los psicólogos de la Gestalt entienden el aprendizaje como un proceso en el que se desarrollan nuevos conocimientos o se modifican los conocimientos anteriores. Para los teóricos de la Gestalt, las leyes que rigen los fenómenos de la percepción son las mismas leyes que dirigen los procesos del aprendizaje. De esa manera, reorganizan las percepciones, la memoria y el aprendizaje de acuerdo con el principio de pregnancia o "de la buena forma". Kurt Lewin incorpora en su teoría topológica aspectos motivacionales que actúan en el aprendizaje; su discípula Bluma Zeigarnik demostró la capacidad motivacional de los procesos incompletos de aprendizaje.
La doctora María Montessori aporta la idea de la existencia de períodos sensibles para el desarrollo de las actividades cognoscitivas. Asimismo, su invención de materiales didácticos especiales para la enseñanza constituye un aporte concreto a la tecnología educativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada