Búsqueda personalizada

TRADUCTOR

lunes, 6 de septiembre de 2010

Explicación científica de un golazo

La ciencia tras un gol.
El tiro imposible de Roberto Carlos, con explicación científica.

Un grupo de científicos descifró el secreto de un famoso tiro libre de Roberto Carlos que pareció desafiar las leyes de la física en 1997. En el que muchos consideran como uno de los mejores tiros libres en la historia, el zurdo disparó con la parte externa de su botín desde unos 35 metros, la pelota hizo una gran comba por afuera de la barrera y se metió pegado al palo, en un partido amistoso con Francia. El remate parecía que saldría desviado a la derecha, pero en el último instante, hizo una comba para entrar al arco.

Ante esto, los investigadores presentaron una explicación científica: “Nos topamos con una ley inesperada de la física, pero es posible que se repita”, dijo David Quere, físico del Politécnico ESPCI y Ecole en París.

Él y sus colegas desarrollaron una ecuación para explicar la rara trayectoria del remate.

Un efecto doble Quere dijo que el estudio, publicado en el Nuevo Diario de Física, confirmó que al “Efecto Magnus”, responsable de la comba a un balón, se combinó con la “espiral del balón giratorio”. Dicho efecto aparece después de unos 40 metros, cuando la pelota pierde velocidad y el “Efecto Magnus” se hace más pronunciado, lo que finalmente genera una espiral. “Lo importante es que mientras la pelota pierde velocidad, la rotación es la misma”, indicó Quere. “Por eso la trayectoria del balón va a ser cada vez más curveada, eso crea el espiral”.

Christophe Clanet, de la Escuela Politécnica de París, describió la trayectoria como “un rulo de caracol”, ya que aumenta la curvatura a medida que la pelota gana distancia.

Gracias a que Roberto Carlos se encontraba a más de 35 metros de la meta cuando pateó la pelota, la curvatura pudo apreciarse mejor. De forma que el tiro siguió una curva que cada vez se cerró más sobre sí misma.

Clanet aclaró que “en una cancha de fútbol se nota la influencia de la gravedad, por lo que sólo se aprecia parte de lo que llaman “una espiral ideal”.

“Sin embargo, con un golpe lo suficientemente fuerte, como el de Roberto Carlos, ésta influencia se minimiza”, agregó.

La clave, entonces, fue la distancia que recorrió la pelota. “Si la distancia no es suficiente, sólo puede verse la primera parte de la curva”, dijo Clanet.

“Pero si la distancia es la correcta, como en el tiro de Roberto Carlos, la curva se cierra, y se ve la trayectoria completa”.

“Cuando David Beckham patea desde 20 metros, da un efecto de un arco. No es lo mismo que el gol de Roberto Carlos. El puede darle este efecto porque patea de larga distancia”, explicó Quere.

“Otro jugador podría repetirlo, con la condición de que le pegue con suficiente fuerza a la pelota, que el remate sea desde unos 40 metros y que le dé algún efecto al balón”, precisó.

Fuente: http://www.yucatan.com.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada