Búsqueda personalizada

TRADUCTOR

martes, 17 de abril de 2012

Marvel en la historia del comic



En Marvel Worldwide, Inc., Marvel Comics, se alojan los superhéroes.

La empresa Timely Publications, que posteriormente sería conocida como Marvel Comics, a partir de los años 70  comenzará a convertirse en una de las principales editoriales de cómics de E.E.U.U.

En agosto de 2009, la multinacional Walt Disney compra Marvel Entertainment por 4.000 millones de dólares.

Hagamos historia: El sueño de Martin Goodman.

Finalizaba la década del 30 del siglo 20 y una editorial, Timely Publication, de la mano de un joven empresario de 31 años llamado Martin Goodman, daría origen a lo que hoy es una gran marca del comic mundial: Marvel.

Martin Goodman, comenzó su carrera como empresario a sus 24 años, en una pequeña editorial de revistas “pulp” llamada Western Fiction Publishing, estando allí como empleado un día decide ampliarse con su propia editoria hacia un negocio que venía en ascenso, el negocio de “Los Comics”.  Para ello contrata los servicios de un taller de escritores y dibujantes especializados en crear cómics para editoriales que no tenían el dinero, ni el tiempo suficiente para crear su propia plantilla,  como era el caso de la Funnies Inc.

Estamos en el mes de octubre de 1939, mes de alumbramiento del primer cómic de Timely Publications, Marvel Comics, en éste, su primer número aparecen los tres primeros superhéroes de la editorial: la Antorcha Humana, Namor y el Ángel de Carl Burgos, Bill Everett y Paul Gustavson respectivamente.

Meses siguientes Timely lanzaría nuevos títulos como Daring Mystery Comics y Mystery Comics, también dedicados a  superhéroes.
Poco a poco la empresa comienza a tomar su lugar en el mundo del comic, éste, Goodman, viendo el éxito empresarial, recluta a una docena de artistas de la editorial Funnies Inc., de quienes pasan a ser parte de su equipo; entre  ellos estaba el nuevo editor de Timely, un joven y experimentado dibujante de 26 años llamado Joe Simon; más tarde se incorporaría a Stanley Lieber, quien firmara con el seudónimo de Stan Lee y otros.

Bajo la ifluencia de Joe Simon, Timely aumenta sus colecciones y se centran en la edición de superhéroes, el género más popular del momento.

Para finales de 1940, la Antorcha Humana, va  a tener su propia serie; unos meses después Namor, con Sub-Mariner Comics, sin embargo el personaje más popular de la editorial no estaba en ellos sino en el Capitán América, creado por Joe Simon y su compañero Jack Kirby, este personaje sale a luz como: Captain America Comics con fecha de portada marzo de 1941.

Por influencia de los tiempos de guerra, que se vivían, los nazis van a ser el alimento para guionar las luchas de estos fantásticos personajes que son, a su vez una herramienta modeladora de la conducta , mediante este arte gráfico se predispone a pensar en buenos y malos, en superhéroes y villanos. Esos superhéroes de Timely van a enfrentarse contra quienes, dos años después, resultarán ser los anticipadamente preconcebidos enemigos de los E.E.U.U., los alemanes en la Segunda Guerra Mundial;  guerra que  tuvo a Namor luchando contra submarinos alemanes, y a la Antorcha Humana ayudando a los aviadores británicos o al mismo Capitán América golpeando al propio Hitler en la portada de su primer cómic, enemigos estos que la juventud del norte de las Américas iría a combatir como lo hicieran sus héroes de las historias, siendo ellos quizás, la encarnación heróica de los nuevos titanes o semi - dioses.

al entrar los Estados Unidos en la guerra, en diciembre de 1941, el comic va expandir su caudal de enemigos y villanos: aparecen los japoneses y los italianos, después serán otros según lo requiera el sistema y estos malos y villanos son de nuestro tiempo.

La editorial hizo referencia a la guerra en todo momento…

Las ventas de Captain America Comics, rozaron el millón de ejemplares vendidos, qué curioso nombre para un héroe ¿verdad?

No todo fue luz para la empresa de Goodman, en el año1941 dos de sus colaboradores, Joe Simon y Jack Kirby se marchan de la editorial en muy malos términos con aquél, al punto de que Kirby no volvió a trabajar para Goodman hasta pasados unos quince años.
Y Simon nunca volvió hacerlo.

Goodman cambia el editor, Stanley Lieber (Stan Lee) primo suyo toma el cargo pero, al año siguiente es reclutado por el ejército, entonces el dibujante Vince Fago pasa a substituirle.

Fago trae cambios, si bien este mantuvo su oferta de superhéroes en la editorial, aumentó con él, de manera notoria, los títulos de humor, los dedicados a animales antropomórficos, tan radical fue este cambio que de no publicar ningún título en 1941 pasaron a ser más importantes que los superhéroes hacia el año 1945.

También se produjeron cómics de humor adolescente y de chicas, aparece la superheroína: Miss America y la humorística Millie la modelo, creada la primera por Otto Binder y Pauline Loth y la segunda por Stan Lee y Ruth Atkinson.

En 1945 retorna Stan Lee al puesto de editor y con su llegada se vuelve  a apostar por los superhéroes pero el tiempo había cambiado los intereses, en ese momento nuevos géneros como el humor adolescente, el crimen, el romance, el salvaje oeste y el terror estaban cautivado al público, entonces, los superhéroes, paulatinamente, fueron desapareciendo, había que modelar otra manera de relacionar las mentes de los lectores hacia un devenir de post guerra  y eso fue apagando la magia de los modernos íconos bajados desde un fantástico Olimpo de las artes gráficas: hacia el año1949, las últimas series de superhéroes fueron canceladas.

La editorial, el “hogar” de estos súper - seres,  va a sufrir cambios que se irán manifestando a finales de la década de los 40, diversos logotipos identificarán a los cómics de Goodman: unas veces como Marvel Magazine y otras como Marvel Comics.

La empresa de Martin Goodman no se apaga, solamente es el ocaso de un momento histórico, los superhéroes no mueren fácilmente, sólo estarán ausentes hasta que los llame el “Tío Sam”; pero esto lo digo yo ahora, en ese entonces de 1950, la realidad mostraba a una industria del comic  publicando más títulos que nunca gracias a una plantilla de unos veinte artistas que eran responsable de ello.

Para esos días Goodman había hecho algunos cambios para volver más competitiva su editorial y, a la vez, más rentable su negocio, para alcanzar su objetivo empresarial, sus medidas fueron, en primer lugar, acabar con los sueldos fijos de su plantilla y estableció un sistema de remuneración por el cual los autores cobraban por trabajo entregado; y además, para ser más ágil la entrega de sus publicaciones crea su propia distribuidora.

La naciente Atlas News, se encargaría de llevar a los puntos de venta los cómics las revistas.

A partir de ese momento, los cómics de Goodman aparecerán bajo el logo de Atlas.

Los cómics de Atlas se caracterizaban por tocar todos los géneros: bélico, humor, terror, suspense, ciencia ficción, salvaje oeste y, en todos exitoso.

En el año 1953, Atlas intenta recuperar a los superhéroes, los elegidos fueron la Antorcha Humana, Namor y al Capitán América, pero con poco éxito, pues, 2 años más tarde, en 1955 los personajes ya habían vuelto a desaparecer de los puestos de venta.

En la década de 1950 del siglo 20, grupos conservadores comienzan a manifestarse  y Atlas se encuentra en su camino el ataque de algunos de estos grupos de presión contra los cómics, aparecían frases como “La seducción del inocente”, esta presión fue determinante para que la mayoría de las editoriales se adhiriese a un código de conducta que tenía 41 puntos de carácter conservador y protector para con el público consumidor.

La mala prensa  perjudicó seriamente a la industria del comic como también la ha de hacer resurgir del mundo de los muertos vivos.

En 1957 caen las ventas y con la crisis Atlas News se ve obligada a cerrar, ya no era rentable y arrastra a Goodman a un acuerdo con la principal distribuidora de cómics de norteamérica, la American News Company; que poco después de firmar el acuerdo también cierra dejando a Goodman sin posibilidades de llevar sus cómics a los puntos de venta.

Otra vez Goodman tiene que transar con sus rivales para no desaparecer del mundo editorial, llega, entonces a un acuerdo con una de sus rivales, DC.
DC acepta distribuir un máximo de 8 títulos al mes, y piden que dejaran de presentar el logotipo de Atlas, una bofetada más del destino, pero sólo eso. A pesar de la drástica reducción en su producción, Goodman contaba con un reducido pero excelente grupo de profesionales, entre ellos el guionista y editor Stan Lee y los dibujantes Jack Kirby, Steve Ditko, Don Heck, Joe Sinnot, Dick Ayers y Paul Reinman.

Hacia el año 1961, la editorial, que habría de ser Marvel Comics, se destacaba únicamente por sus cómics de monstruos y por el trabajo de dos de sus dibujantes, Jack Kirby y Steve Ditko.
En noviembre de 1961 aparece Fantastic Four, una serie que bebía de la moda de los superhéroes, estos personajes se ganan el público gracias al desarrollo de personajes de caracterización mucho más realista que la de los de sus antecesores.

Los 4 Fantásticos serán el nuevo empujón para el despegue de otras series y personajes, como el Hombre Hormiga en el Tales to Astonish de enero de 1962, The Incredible Hulk en mayo de 1962, Spider-Man en el último número de Amazing Fantasy en agosto de 1962, Thor el número de Journey Into Mystery de agosto de 1962, Iron Man en el número de Tales of Suspense de marzo de 1963, la Avispa (cómic) en el número de Tales to Astonish de junio de 1963 y el Doctor Extraño en el número de Strange Tales de junio de 1963.

Este renacer de la antigua editorial del Capitán América lleva en nombre Marvel Comics, y bajo este rótulo se lanza a publicar dos series de superhéroes en septiembre de 1963, The Avengers y los X-Men.

Nace Daredevil y así se presenta con el título homónimo en abril de 1964, personajes de los años 40, Namor y el Capitán América protagonizarían sus propias seriales, el primero en Tales to Astonish y el segundo en Tales of Suspense, en agosto de 1965 y noviembre de 1964 respectivamente.

El último personaje de aquella época, Nick Fury, personaje que protagonizaba historietas bélicas desde 1963, sería remozado a partir del número de Strange Tales de agosto de 1965, convirtiéndose en un agente secreto integrado dentro del universo ficticio de Marvel.

Otra vez  el mercado del cómic entra en recesión y la compañía vuelve a adaptarse  publicando nuevos títulos dentro de los géneros del horror o la brujería.

Finalizando la decada de 1970 del siglo pasado, el guionista Chris Claremont y el artista John Byrne relanzan a uno de los antiguos títulos de Marvel, X-Men, que se constituirá en el mayor éxito de la compañía durante esta época.

A finales de los 70 los cómics empezaron a venderse en tiendas especializadas.

Entramos en los años de 1980, el editor jefe de Marvel, Jim Shooter,  corrigió muchos de los errores que Marvel cometía, como el incumplimiento de fechas de publicación, y motiva un cierto renacimiento creativo en la empresa, incluyó la institucionalización de los derechos de los creadores, comenzando con la editorial Epic, primera en la que los materiales seguían siendo propiedad de los autores (año 1982).

Marvel lanzó por en esos momentos de reordenamiento una nueva línea editorial, fracasada, denominada Nuevo Universo, para conmemorar el 25º aniversario de Marvel en 1986.
En el año 1981 Marvel había  adquirido el estudio de animación: DePatie-Freleng Enterprises donde habían sido creados los famosos Looney Tunes bajo la dirección del animador Friz Freleng y su socio David H. DePatie. La compañía fue renombrada como Marvel Productions Ltd. y comenzó a producir series de animación para la televisión como G.I. Joe, Transformers e incluso los Muppet Babies de Jim Henson. Cinco años después, Marvel fue vendida a New World Entertainment, que  a su vez, en tan sólo tres años, en 1988, la volvió a vender a MacAndrews and Forbes, cuyo dueño era el ejecutivo de Revlon, Ronald Perelman.

El señor Perelman colocó a la compañía en el mercado de valores de New York y propició un gran incremento del número de títulos de la compañía. Como parte del proceso, Marvel Productions vendió su catálogo televisivo a Saban Entertainment adquiridos en este nuevo siglo, en el año 2001, por Disney.

En los comienzos de la década de los 90 (1990, s.xx.)  todo el medio del cómic se encontraba en auge tanto en Estados Unidos como en Europa. A Perelman se le acusa  de malversación arrastrando con ello a la compañía a diferentes litígios con varios cambios de propietarios y luchas internas hasta que, finalmente Isaac Pellmutter y Avi Arad se hicieron con el control de la compañía.
Las licencias concedidas por Marvel a diferentes estudios de cine permitieron revitalizarse con éxitos como Spiderman o X-Men.

En este nuevo milenio, Marvel Comics escapa de la bancarrota y de nuevo comienza a diversificar sus ofertas. Hacia el 2001, Marvel dejó el Código de Autorización de los Comics y estableció su propio Sistema de Escalas Marvel para cómics. El primer título de esta nueva era fue X-Force (Oct. 2001).

Los cambios trajeron consigo nuevos formatos de impresión, tales como MAX, una línea dedicada para los lectores maduros, y Marvel Age, desarrollada para audiencias más jóvenes y el altamente exitoso formato de Ultimate Marvel, el cual permitió a Marvel revitalizar a sus títulos con más ventas mediante la renovación de sus mayores héroes y villanos para que fueran accesibles a una nueva generación de lectores. En esta nueva versión todo acontece en un universo paralelo al universo donde se desarrolla la "continuidad normal" de Marvel, permitiendo a los guionistas y dibujantes libertad para redefinir historias y caracteres de los personajes, de manera que todos estos cambios no afecten a la continuidad establecida. De esta forma se ha logrado captar una gran afluencia de nuevos lectores que no habían leído comics pero estaban familiarizados con los personajes a través de las películas y las series de televisión.

Otra de las mejoras editoriales de Marvel está en su departamento de novela gráfica, estableciendo una gran presencia en las librerías.

Marvel Comics Entertainment (División Filmográfica de Marvel) continúa en la bolsa de Nueva York como MVL.

Algunos personajes e historias se han convertido en películas de franquicia, el gran exponente viene siendo las películas de los X-Men, empezada en 2000, y la serie de Spiderman, comenzada en 2002.

En 2006, Marvel creó un crossover llamado "Civil War" estableciendo en el universo Marvel un registro de superhéroes, provocando un cisma político y ético entre los superhéroes y en ese año, Marvel creó su propia wiki.

Lanzó una iniciativa online a finales de 2007 llamada "Marvel Digital Comics Unlimited", archivo digital de más de 9000 comics disponibles para su visualización, a través de una subscripcion anual o mensual.

Marvel sigue  siendo una de las editoriales fundamentales del cómic mundial a pesar de la reducción del mercado norteamericano de cómics. La compañía se ha fortalecido  fuera de los círculos de historietas mediante las adaptaciones al cine de personajes populares, como X-Men, Spiderman, Thor, Blade, Hulk, The Punisher, Ghost Rider, Daredevil, Elektra, Iron man, Los 4 Fantásticos, el Capitán América, entre otros.

El 31 de agosto del 2009, la compañía Disney (también dueña de la cadena estadounidense ABC) compra por 4.000 millones de dólares la editorial Marvel, y sus más de 5.000 personajes creados a lo largo de la editorial.

El máximo responsable ejecutivo de Disney, Robert Iger, acotaba que la compra "dará lugar a expansiones de Marvel" y que "veían una gran oportunidad para el crecimiento de la franquicia a largo plazo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada